sábado, 26 de marzo de 2011

El hombre de Cromagnon y la extinción de los dinosaurios


El hombre de Cromagnon


 Y la extinción de los dinosaurios

Tercera parte


VIII
Homo Sapiens moderno

El hombre de Neanderthal desapareció, unos afirman que bruscamente, otros científicos replican que fue en formas progresiva. Su lugar fue ocupado por los hombres modernos, hace entre unos 50 a 35 mil años. Bueno, y por los otros animales que conviven y soportan al homo sapiens.
Después del Neanderthal vino el Homo sapiens sapiens, que es la especie a la cual pertenecemos los seres humanos modernos (figura Nº 1).



                                                        
                                                                     1 Hombre de Cromagnon 


Se han encontrado restos de los primeros miembros de esta rama en el Cercano Oriente y los Balcanes, fechados entre el 50 mil y el 40 mil años antes de nuestra Era. Quizá avanzaron hacia el norte y occidente a medida que  retrocedía el hielo. Estos seres humanos también cruzaron el estrecho de Bering, penetrando así en el continente americano y llegaron a Australia hace unos 25 mil años.
Los Homo sapiens sapiens se extendieron por la Tierra más que ninguno de los primates anteriores. Un grupo prehistórico de esta especie, hace 32 mil años, fueron los hombres de Cromagnon, llamados así por la cueva cercana a la aldea de Les Eyzies, Francia, donde fueron hallados sus restos óseos. Los Cromagnones vivieron la última glaciación y aunque su cerebro no era mayor que el del hombre de Neanderthal, le dieron nuevos usos pues, entre otras cosas, hicieron y mejoraron  muchos instrumentos y armas. Los Cromagnones son también los artistas más antiguos. El hombre actual no difiere básicamente ni en capacidad cerebral, ni en postura, ni en otros rasgos físicos, del modelo que la evolución había logrado en el hombre de Cromagnon..
Fue, entonces hace unos 50.000 años, que una nueva raza humana eliminó al primitivo hombre de Neanderthal de sus cuevas y de sus zonas de caza en la gélida tundra desprovista de árboles, que se extendía entonces hasta el sur de Europa y el centro de Asia. No sabemos aún con exactitud de donde llegaron los hombres de Cromagnon, tan dotados artística y técnicamente, para extenderse casi en una explosión demográfica en el paleolítico superior por Europa y África del norte y desde Asia hasta la China.
El proceso de evolución de los homínidos va desde su aparición con el Australopithecus, pasando  por el Homo Habilis, Erectus y Neanderthalis hasta llegar al Homo Sapiens, el hombre de Cromagnon.

Un estudio realizado por Broca, Quatrefages, Hamy y Lartet, de los restos de tres adultos varones, una mujer y un feto, de la cueva de Cromagnon llegó a la siguiente conclusión:
“Poseían locomoción bípeda, una reducción de la mandíbula con relación a los Neanderthales y la aparición del precedente de la laringe capaz de producir el sonido complejo conocido como lenguaje. La mujer presentaba una altura media de 1,62 metros, así como un peso de 62 Kg. El hombre tenía una altura de 1,75 metros y pesaban 78 Kg. Como podemos observar, estos parámetros son muy similares a los actuales” (figura Nº 2)


                                                                   

2 Familia Cromagnon 

Tenían gran capacidad craneal, aproximadamente unos 1.590 centímetros cúbicos, cráneo alargado, frente alta y la bóveda más elevada que los Neanderthales. Poseía las protuberancias supraorbitarias bien marcadas, cara ancha, nariz estrecha, órbitas bajas y rectangulares y  su mandíbula era robusta con mentón prominente. El cerebro de los cromagnones es, entonces, el más evolucionado de todos los homínidos.
Los hallazgos de herramientas varias demostraron que los hombres de Cromagnon utilizaban utensilios de silex, lo que les permitió convertirse en  grandes cazadores de los animales que luego fueron los que inmortalizaron en las pinturas rupestres en las cavernas. Dichos dibujos cumplían doble función, artística y mágica.
Los cromagnones ya tenían fundamentos esotéricos, creían en los espíritus de la Naturaleza, benéficos y maléficos, castigos diversos por violar tabúes impuestos por éstos y se regían por los dictados de jefes religiosos ó chamanes y cultos diversos.

A diferencia de los Neanderthales, el hombre de Cromagnon había descubierto una manera más fácil de hacer fuego. Colocaban en un hoyo hecho en el suelo un manojo de yesca  y sobre él golpeaban un nódulo de pedernal (variedad de cuarzo)  con una pirita (piedra de sulfuro de hierro) provocando una chispa que encendía el combustible (figura Nº 3)
                                                                  

                                                                
                                                    3 Encendiendo fuego con pirita y pedernal 

Ya no era imprescindible mantener el fuego encendido para no perderlo y las jóvenes que conservaban el mismo pasaron a tener una función religiosa junto al fuego sagrado.

Durante el periodo glaciar los cromagnones se desplazaron siguiendo las grandes manadas de bisontes, renos, mamuts y caballos salvajes. El aumento de población humana determinó la disminución de las fuentes de alimentos de los cazadores recolectores. Por ello el ser Homo sapiens moderno se hizo pastor, domesticó perros y comenzó a criar ovejas, vacas y otros animales como reservas de carne, grasa tendones y pieles. Más tarde, con el aporte fundamental de la mujer, además de tener rebaños comenzó la siembra sistemática de cereales rústicos, que con el tiempo fue mejorando, proceso que duró milenios. Así dejó de ser nómade para pasar a ser sedentario.

El homo sapiens sapiens inventó el arado, domesticó animales de tiro, fabricó cerámicas, comenzó a hilar tejidos de lana y lino y supo construir graneros y refugios para sus ganados
(Figura Nº 4).


                                                       4 Grupo de Homo Sapiens Sapiens

Los clanes nómades se transformaron en poblaciones sedentarias, protegidas con techos, paredes y fosos. Aprendieron a diferenciar el ritmo de las estaciones del año, que rige la siembra y la recolección, y su correlación con la posición de los astros, fundamentalmente del Sol y en segundo lugar de la Luna. Los brujos estudiaban los fenómenos climáticos y los cambios en la vegetación y los animales. En base a ello establecían cuándo, dónde y cómo se debía cazar, pescar, recolectar, sembrar y cosechar. Las curanderas sanaban mediante productos que elaboraban con raíces, troncos, tallos, hojas, flores y frutos, entre otras cosas. Con ellos y un poco de psiquiatría, combatían, tanto enfermedades como accidentes.
En nuestra campaña aún se encuentran, en forma de refranes, vestigios de esa observación de los fenómenos relativos al Tiempo Atmosférico y sus posibles consecuencias.
La escritora Marlo Morgan, nos relata sus experiencias en un viaje a pie por el desierto australiano en compañía de una tribu de aborígenes, a quienes se consideraban muy primitivos.
Aquí va un pequeño fragmento de cuando se le llagaron los pies: “Una mujer muy anciana se acercó a mí… pasaba ya de los noventa… Se quitó una pequeña bolsa de piel de serpiente… y vertió algo que parecía vaselina desconocida, en la palma de su mano. Me enteré de que era un ungüento de aceite de hojas… puso mis pies en su regazo, me frotó el ungüento en las llagas hinchadas y entonó una canción… noté que la quemazón, el escozor y el dolor de las llagas empezaban a aplacarse, y sentí un alivio progresivo”.

Para los biólogos, todos los seres humanos formamos parte de la misma especie Homo sapiens sapiens, aunque hay distintas razas. Las líneas generales de distribución racial se iniciaron en la Prehistoria.
Desde el punto de vista físico se pueden reconocer por lo menos cuatro categorías raciales fundamentales: negroide, caucasoide, mongoloide y australoide.
         
Lo que dio al hombre moderno su control aparente sobre la Tierra no fue su físico, sino su capacidad de aprovechar y transmitir verbalmente, con ejemplos o en forma escrita (cuando creó la escritura pasó de la prehistoria a la historia) a sus descendientes, la información cultural por medio de su inteligencia.
          


IX

La dinastía de los dinosaurios

Durante el periodo Triásico surgen los dinosaurios de una línea de los reptiles e inician una dinastía sobre elmedio terrestre que habría de durar 150 millones de años. Se han identificado más de 350 especies de dinosaurios, y se cree que ésta es una estima muy inferior a la de las especies que realmente existieron. Entre los dinosaurios están los animales más grandes que alguna vez hayan vivido sobre la Tierra. El Seismosaurus, el mayor  herbívoro conocido, tenía unos 40 metros de longitud. El Tyrannosaurus Rex, uno de los mayores carnívoros, tenía 12 metros de longitud (figura Nº 5).


5 Familia de dinosaurios

Los dinosaurios se dividen en dos grandes órdenes, los de pelvis de lagarto, Saurisquios, que comprenden tanto especies carnívoras como herbívoras, y los de pelvis de ave, Ornistiquios, cuyas especies eran todas herbívoras.
Los dinosaurios se extinguieron hace 65 millos de años junto a otras muchas especies. Se ha propuesto que el impacto de un asteroide sobre la superficie terrestre podría ser la causa de la extinción en masa. Su existencia está documentada por las excavaciones arqueológicas  y los mitos y leyendas que los mencionan.




X

Teorías acerca de su extinción

Primera parte

Hay varias teorías al respecto, una afirma que los dinosaurios se extinguieron cuando cayó un meteorito hace aproximadamente 64,5 millones de años, otra afirma que hubo varias extinciones, una tercera replica que fue producto del vulcanismo, hay quien afirma que la glaciación los eliminó. Por último una teoría nos plantea la posibilidad de una extinción gradual de especies vivas por diversas razones. Y hay más.
Vamos a intentar resolver, por lo menos en parte, éste gran embrollo de teorías (figura Nº 6).




6 Esqueleto de un dinosaurio junto a una astrónoma



La teoría del impacto

La extinción de los dinosaurios se debió al impacto de un meteorito, según afirmó el director del estudio, Peter Schulte de la Universidad Erlangen, Nuremberg.
"Si uno reúne la gran cantidad de informaciones nuevas de los años recientes, sólo queda un gran impacto único como causa de la desaparición de los dinosaurios de la faz de la Tierra”.
Una teoría alternativa responsabiliza a las erupciones de volcanes en India de la extinción de los dinosaurios, pero el equipo internacional encabezado por Schulte e integrado por 41 expertos, está seguro de haber hallado la verdadera causa de la extinción, en base a una serie de indicios. "No tenemos la prueba exacta, (y ésta) posiblemente nunca exista", admitió Schulte.
En el año 1990 se encontró un cráter de 200 Km. de diámetro en el golfo de Méjico cerca de la península de Yucatán (figura Nº 7).



                                                                                 
                                                   7 Ruinas mayas en la península de Yucatán

El cráter de Chicxulub, cerca de la península del Yucatán (figura Nº 8), se atribuye a un meteorito de 10 Km. de diámetro que chocó contra el planeta a unos 90 000 Km. /h. Cuando el meteorito impactó al final del período Cretácico, liberó energía unos mil millones de veces mayor que la de la bomba atómica que fue arrojada sobre la ciudad japonesa de Hiroshima.



                                                                 
                                                                8 El cráter de Chicxulub

 “En la zona cercana al impacto hasta una distancia de unos 1.500 kilómetros, todo quedó totalmente destruido por el calor, los terremotos y los tsunamis", explicó Schulte. "Sin embargo, lo mortal fueron las consecuencias: grandes cantidades de polvo y mucho hollín llegaron a la atmósfera. Además, del subsuelo de la península fue liberado azufre en grandes cantidades. El efecto de esto fue una disminución de la temperatura durante varios años porque los rayos solares no podían atravesar la atmósfera para llegar a la superficie terrestre. Esto ocasionó el colapso de cadenas alimentarias completas", resumió Schulte.
Existen pruebas de que en el entorno del impacto (figura Nº 9) hubo una reducción masiva del plancton en el mar y una desaparición de árboles.


                                                                      
                                                                         9 Zona del impacto

Más de dos tercios de todas las especies animales y plantas desaparecieron, por lo tanto, no había comida para los herbívoros, de quienes a su vez dependían los carnívoros, como lo eran gran cantidad de especies de dinosaurios.



Segunda parte
 
Veamos otra teoría

Los dinosaurios, se dice, replican otros paleontólogos, aparecieron sobre la Tierra hace unos 240 millones de años, prácticamente al mismo tiempo que los primeros mamíferos y reinaron exclusivamente hasta su desaparición brutal y total hace 65 millones de años. Pero el asunto  no es tan sencillo (figura Nº 10).


                                                                
                                           10 Recreación artística del ámbito de los dinosaurios


“De acuerdo a los hechos reconocidos, lejos de ser súbita, la extinción fue progresiva. Empezó según las especies desde 10 millones hasta tres millones de años antes del fin del cretáceo.
Esta baja gradual del número de especies vivas es correlativa con una bajada general de la temperatura y una importante regresión marina, el nivel de las aguas bajó entre 100 y 200 metros”.
En la ciudad de La Plata, Argentina se exhiben varios esqueletos de dinosaurios a los que se podría hacer un estudio para determinar su antigüedad (figura Nº 11).



                                         
                          11 Esqueleto de dinosaurio en el Museo de Historia Natural de La Plata.
                              Crédito Dra. Andrea Sosa


Durante los dos millones de años que precedieron el fin del cretáceo,  hubo una actividad sísmica excepcional en el subcontinente indio. En el año 1973, Walter Álvarez descubrió una fina capa de arcilla roja, llamada actualmente el límite K/T, entre la capa geológica del cretáceo (K) y la del terciario (T). Esta fina capa contiene numerosos elementos extraterrestres.
Este límite K/T que se encuentra en todas partes del globo, es la prueba de un impacto de asteroide de gran tamaño. Por debajo de esta capa, se encuentran gran número de fósiles, y prácticamente ninguno por encima .De aquí viene la idea de una desaparición trágica y brutal de dinosaurios.
Según la  "Hipótesis de Álvarez" de 1980, padre e hijo, la extinción de los dinosaurios y de muchas otras formas de vida habría sido causada por el impacto de un gran meteorito contra la superficie de la Tierra hace 65 millones de años. Varios fósiles de dinosaurios se han hallado en diferentes lugares y muchos pudieron ser reconstruidos.  (Figura Nº 12).


                                              
                                                         12 Un dinosaurio reconstruido



Tercera parte
I Dinosaurios en Argentina

Florentino Ameghino, de   nacionalidad Argentina, fue naturalista, climatólogo, paleontólogo, antropólogo y escritor. Estudió los terrenos de la Pampa, coleccionando numerosos fósiles, en los que se basó para hacer numerosas investigaciones de geología y paleontología. También investigó el hombre cuaternario en el yacimiento de Chelles.
Fue profesor de zoología en la Universidad de Córdoba, subdirector del Museo de La Plata y director del Museo Nacional de Buenos Aires.
Para explorar el territorio patagónico, costeó una expedición a cargo de su hermano Carlos, para lo cual estableció una librería, que atendía personalmente, en La Plata.
Hizo numerosos descubrimientos (figura Nº 13) y publicaciones varias.

                                                      
                                                               13 Dinosaurio de la Patagonia
     
“Formaciones sedimentarias del Cretáceo Superior y del Terciario de Patagonia”, es una obra de síntesis, que no se limita a las descripciones, sino que plantea hipótesis sobre la evolución de los diversos mamíferos y analiza las distintas capas de la corteza terrestre y sus posibles existencias. Finalmente, entre 1907 y 1911, vuelve Ameghino a su primitiva dedicación, el hombre fósil, las descripciones de los primeros habitantes, sus industrias y culturas.
Una recopilación, publicada como Obras Completas, en 24 volúmenes de entre 700 y 800 páginas cada uno, contiene clasificaciones, estudios, comparaciones y descripciones de más de 9000 animales extinguidos, muchos de ellos descubiertos por él. “Tal importante era este catálogo en relación con la cantidad total de mamíferos extinguidos conocidos en el mundo entero, que científicos de América y Europa viajaban a la Argentina a conocer la colección de Ameghino, escépticos y curiosos, para rendirse por fin, ante la evidencia de la verdad y el genio del naturalista” ( figura N 14).


                                                         
                                              14 Dinosaurio posando en el Museo de la Plata



II El iridio y los meteoritos
Las investigaciones se centraron en encontrar una capa en la corteza de la Tierra con niveles elevados de iridio. Los niveles del iridio son generalmente más altos en asteroides y otros objetos extraterrestres. La evidencia del iridio fue hallada anteriormente al descubrimiento del cráter de Chicxulub en Yucatán.
Uno de las mayores objeciones a la hipótesis de impacto era que no se conocía un cráter cuyas dimensiones correspondieran al tamaño calculado, que debería tener entre 150 y 200 Km. de diámetro. Si bien no sería imposible que la Tierra hubiera cambiado desde entonces escondiendo una tal deformación, en 1990 se ubicaron indicios en Haití de un tsunami de grandes proporciones que arrastró residuos de iridio.
Y ya vimos que, durante estudios geológicos realizados desde los años 1960 en adelante, se pudo ubicar un cráter en Chicxulub, en la península de Yucatán, con un diámetro de unos 170 Km.

Para algunos científicos, el problema de esta teoría es que la lectura de los registros fósiles sugiere que la extinción masiva de hace 65 millones de años duró cerca de diez millones de años, lo que no cuadra bien con que su causa fuera el impacto. Otros autores sostienen que la extinción fue muy rápida para la mayor parte de las especies. Es evidente que gran parte de estas discusiones está condicionada por la escasez de restos fósiles en grupos de los dinosaurios ya que se calcula que la población al momento de su extinción pudo ser de 10.000 millones de estos animales en todo el mundo. Hasta el momento, la única zona conocida rica en restos de dinosaurios con continuidad sedimentaria a través del límite K/T es la Formación Hell Creek de Norteamérica, donde los especialistas en dinosaurios llevan décadas discutiendo sobre si su extinción fue catastrófica o se produjo gradualmente a lo largo de los últimos diez millones de años del Cretácico.
A pesar de la dificultad de encontrar series ricas en fósiles de dinosaurios donde se haya registrado el límite K/T, algo positivo se podría lograr calculando cómo varía su diversidad con el tiempo. Al respecto, el equipo de D. E. Fastowsky publicó en 2004, en la revista Geology, un trabajo donde analizaban estadísticamente la base de datos más completa que existe sobre la diversidad de restos óseos, huevos, coprolitos y huellas de dinosaurios encontrados en los cinco continentes. Allí llegan a la conclusión que, lejos de descender, la diversidad de géneros fósiles relacionados con los dinosaurios dentro de los últimos 18,5 millones de años del Cretácico alcanzó un máximo justamente durante los dos millones de años previos al límite K/T, contradiciendo el aparente declive gradual que algunos autores han defendido.
Los foraminíferos planctónicos, organismos unicelulares marinos, son otro grupo muy estudiado en relación con las extinciones del límite K/T.
El límite K/T es una huella geológica, presente como una estrecha capa en los estratos de la corteza terrestre, que data aproximadamente de hace 64,5 millones de años. El nombre proviene de K, abreviatura aplicada al periodo Cretácico y T, abreviatura   normalmente aplicada al periodo Terciario. Se considera que el límite K/T marca el final de la era Mesozoica y el comienzo de la era Cenozoica.
Los resultados científicos de un equipo internacional de investigadores liderados por Gerta Keller de la Universidad de Princeton, EE. UU. y Thierry Adatte de la Universidad de Neuchâtel, Suiza, concluyen conque el cráter es 300.000 años más antiguo que la lámina K/T (Cretácico-Terciario). Por el contrario, otros estudios con foraminíferos planctónicos llevados a cabo por el equipo de Jan de  la Universidad Libre de Ámsterdam ó por el equipo de Micropaleontología de la Universidad de Zaragoza, España, sostienen que el impacto meteorítico tuvo lugar coincidiendo con el límite K/T.
 

                             III Cráter gigantesco y la extinción en masa

Según un informe de Astroseti  del 2 de junio de 2006, un cráter aparentemente tan grande como Ohio ha sidoencontrado en la Antártida. Los científicos piensan que se formó por una roca espacial que causó la mayor extinción en masa sobre la Tierra, hace 250 millones
de años.
El cráter, enterrado bajo 800 metros de hielo y descubierto mediante investigaciones aéreas y de satélite, es más del doble de grande del que se supone ocasionó la desaparición de los dinosaurios (figura Nº 15).




   15 Cráter en la Antártida

"El impacto de Wilkes Land es mucho mayor que el impacto que mató a los dinosaurios y probablemente ocasionó un daño catastrófico en aquella época", dijo Ralph Von Frese, un profesor de ciencias geológicas en la Ohio State University.
El cráter tiene unos 480 kilómetros de ancho y fue encontrado mirando diferencias en densidad que aparecen en las mediciones de la gravedad con los satélites GRACE de la NASA. Los investigadores detectaron una concentración de masa, a la cual ellos denominaron" mascón", sustancia densa que surgió del manto como en un impacto.
La extinción Pérmico-Triásica, como se le conoce, borró la mayor parte de vida en la tierra y en los mares. Los investigadores han supuesto durante mucho tiempo que una roca del espacio tuvo que estar involucrada. Otros científicos le dan la culpa a la actividad volcánica o a otras cosas diferentes. Las condiciones de extinción eventualmente permitieron que los dinosaurios, eventualmente, gobernaran el planeta.
El hallazgo
“El impacto de esos asteroides provocó violentos terremotos, erupciones volcánicas devastadoras y la combustión de seis hasta trece mil millones de toneladas de carbono, convirtiendo la atmósfera cinco veces más rica en dióxido de carbono  y eso durante más de 10. 000 años, haciendo subir brutalmente la temperatura global de más de 7ºc “.
Las consecuencias fueron un "invierno nuclear" devastador que desordenó la cadena alimenticia. De esto período sombrío, solo los animales de menos de 25 Kg. parecen haber podido salir adelante y reanudar con el curso de evolución. Así, los dinosaurios habrían dejado paso a los mamíferos. Sin embargo existían numerosos dinosaurios de tamaño reducido”.



IV Las diversas teorías

Diversas teorías se han sucedido para intentar explicar esta desaparición global pero ninguna parece totalmente satisfactoria. Al tomarse en consideración la extinción brutal, la tesis del  asteroide ó los asteroides  era aceptada por todos.
Sin embargo los críticos a la extinción masiva por impacto extraterrestre afirman, “Ahora descubrimos que la extinción fue progresiva y más importante en el ambiente marino y terrestre que en el agua dulce (lagos, ríos) y podríamos pensar en un conjunto de causas y no sólo en un acontecimiento inicial responsable. Los asteroides exterminaron solamente un grupo entero que había sobrevivido y evolucionado durante varios millones años. Queda sin embargo por resolver el enigma de la supervivencia de los grandes cocodrilos. ¿Por qué sólo esos grandes reptiles han sobrevivido? Sencillamente ¿se beneficiaron de la protección de "nichos ecológicos favorables en aguas dulces? ¿Se han aprovechado de propiedades desconocidas de los animales de fría? “.

“Cuánto más investigamos, más teorías encontramos para explicar la extinción de los dinosaurios  Acaso la larga vida de los  mismos, entre ochenta y trescientos años, aproximadamente, puede haber sido la causa de que no se pudieran adaptarse a los cambios producidos en su medio ambiente”.
 Algunos sugirieron que podrían haber sido diezmados por una epidemia, más los estudios en los fósiles no han detectado nada de ello.
También se ha formulado la teoría de que murieron víctimas de la explosión bastante cercana de una supernova, debida a la desaparición de la capa de ozono, o también  a una bajada o inversión del campo magnético que protege la Tierra.
Ésta hipótesis muy bonita, sobre todo por lo del ozono, no explica como es posible que sólo a ellos haya afectado la explosión de la nova y los demás animales siguieran viviendo lo más campantes.
Otra sugerencia es que hayan fenecido a cauda de las enormes variaciones producida por las glaciaciones ó por las variaciones orbitales que nos habla Milankovitch.
Los críticos a esa hipótesis replican que se han encontrado numerosos dinosaurios en Spitzberg y en el  Antártico lo que demuestra la gran adaptabilidad climática de los dinosaurios.
El Dr. Zikui Zhao del instituto de paleontología de Pekín, por su parte plantea la tesis del     envenenamiento de los huevos con el iridio. Fundamenta sus decires en el examen de los defectos de estructura observados en once especies de huevos desterrados en India y fechados con 65 millones de años.
Pero no faltaron los que le preguntaron como era posible que a las aves no les hubiera pasado nada al respecto. Nunca falta quien ponga el dedo en la llaga.

Encontré un planteamiento que hasta entonces ignoraba, la hipótesis gravitacional de Frédéric Malmartel, que afirma los dinosaurios grandes y pequeños desaparecieron por su exceso de peso (sería un caso más que demostraría lo dañosa que es la obesidad).
Un súbito aumento de la constante gravitacional "G"  habría matado los dinosaurios, sin afectar a los reptiles, cuando la gravitación era superior.  Los mamíferos, por ser más pequeños y delgados se adaptaron rápidamente a las nuevas circunstancias.
“Una variación súbita de "G", dicen los que siempre ponen palos en la rueda,  “explica bien los diferentes aspectos del problema, en cuanto se trata de la fauna terrestre y marina y también la flora. Sin embargo queda por calcular tal variación cuya periodicidad sería de 26,2 millones de años. La hipótesis gravitacional es muy atractiva porque el gigantismo de los dinosaurios es incluso ahora un enigma demasiado ignorado. Su talla es  incompatible con nuestra gravedad actual y, en la época de los dinosaurios, la fauna tenía también proporciones gigantescas.
También es muy curioso constatar que los fósiles imposibles de homínidos como por ejemplo los descubiertos por Ed Conrad, son los de gigantes que corresponden también a sus huellas imposibles”.
      
“A lo largo de nuestra historia se produjeron numerosas extinciones masivas de varias intensidades, proporcionales a la longitud de las líneas. Muchas especies desaparecieron definitivamente pero siempre algunas  lograron sobrevivir. Algunas, como las ranas o también el celacanto resistieron sin problemas... ¿Sería imposible imaginar que, entre las numerosas especies que  globalmente desaparecieron, unos pocos individuos hubieran sobrevivido, mas o menos tiempo...? Si hubiera ocurrido eso encontraríamos algunas huellas...En esta fina capa,  cuyo espesor varía según los sitios desde algunos milímetros hasta unos centímetros, se encontró treinta veces más iridio que la normal. El iridio es un metal raro sobre la Tierra pero abundante en los meteoritos, cristales de níquel que no se encuentran en ninguna otra parte de la Tierra y por consecuencia son seguramente de origen extraterrestre. Helio-3 preso en fullerenses. Sobre la Tierra se encuentra sobre todo helio-4, el helio-3 en cambio es muy abundante en el espacio. Los fullerenes son moléculas raras y muy estables, compuestas con 60 átomos y toman la forma de un balón de fútbol han sido descubiertas  sólo en el año 1985”.
Sólo los animales de menos de 25 Kg. parecen haber podido sobrevivir, probablemente porque eran menos necesitados de elementos nutritivos más adaptables se podían albergar más fácilmente en "nichos ecológicos" favorables, menos sensibles a las variaciones de temperatura y al dióxido de carbono, entre otras cosas.


Conclusiones
Si realmente hace 64.5 millones de años, más ó menos, se extinguieron masivamente los dinosaurios, entonces no tuvieron el placer de conocer al ser humano. Recordarán que Ardi, la mujer más antigua hallada hasta el presente se estima existió hace 4.4 millones de años. Más si la extinción fue progresiva, algunos pudieron haber llegado vivos hasta llegar a ser contemporáneos de los primeros seres humanos ó sus precursores. Eso lo veremos en el próximo artículo

 



           








      









de cráteres de 30 y 25 Km. de diámetro respectivamente en Ucrania, cráter de Boltysh, y en el mar del Norte, cráter de Silverpit, fechados también con 65 millones de años, pueden sugerir que la Tierra sufrió probablemente un real bombardeo cósmico.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal